qsl lu6w 1

IOTA -SA096

Isla Escondida – Chubut – Argentina

Enero de 2013

 



Las frecuencias de IOTA

CW 28040 24920 21040 18098 14040 10114 7030 3530

SSB 28560 28460 24950 21260 18128 14260 7055 3755

IOTA SA-096 Isla Escondida – LU6W

Este año 2012, culmina con varias satisfacciones personales, entre ellas, una es el haber completado y terminado mis estudios en una carrera terciaria, hace una semana y otra ……………

retomando la actividad, voy a integrar el equipo de operación desde la Isla Escondida, después de unos diez años de intentos por organizar alguna expedición a esa isla y reconocimientos que realizamos en el 2009, con los amigos del R.C.Puerto Madryn hoy por fin llegó la oportunidad.

Algunas imágenes del 2009 cuando navegamos a la isla Jose LU2WAZ, Alex LU5WW, Daniel LU8WEA y yo.

Isla Escondida 2009LU4WG-LU8WEALU5WWLU2WAZLU2WAZ-LU8WEA-LU4WG-LU5WW

La Isla Escondida se pondrá al aire por primera vez por VE3LYC (Cezar), PA3EXX (Johan), LU5WW (Alex) y LU1FAM (Lucas) con el auspicio y colaboración del R.C. Puerto Madryn. El callsign a utilizar es LU6W de 40 a 10 mts en SSB y CW.

Probablemente hagamos relevo de operadores, LU4WG(Jorge), LU2WAZ(José) y algún otro colega del RC, para mantener las estaciones en el aire.

Como saben el acceso a la Isla es muy complicado y la tripulación tendrán que llegar a la costa a nado desde la embarcación (5 o 6 metros solamente), equipos y antenas van a transportarse en tanques de pvc.

El equipo estará compuesto por seis personas los cuatro operadores (Cezar, Johan, Alex, Lucas) y dos tripulantes encargado de la logística (José y Jorge). Ellos piensan pisar la Isla el 3 de enero y quedarse en la misma por 4 días, esto dependerá del tiempo.

Tendrán dos estaciones activas y funcionarán con baterías de ciclo profundo, generadores y antenas verticales.

No tendrán acceso a internet, así que evite enviar spot solicitando bandas o modos.

El grupo pide que se respeten los llamados sectorizados que realizarán para darle el contacto a la mayor cantidad de radioaficionados de todo el mundo. Durante la expedición, Maury (IZ1CRR) actuará como piloto. QSL info leer aquí http://lu6w.yolasite.com/qsl-info.php mas información en http://lu6w.yolasite.com/

Nuevo:
Cezar y Johan han recibido sus licencias LU, válidas hasta el 10 de enero. El alquiler del barco ha sido confirmado, y todo el equipo de campamento y alimentación se ha comprado o alquilado.

Isla Escondida, IOTA SA-096 – LU6W en el aire

Volviendo de la playa Escondida adonde se instaló la base de operación y apoyo a la Isla, pasé tres dias muy gratos, pese a los inconvenientes y pequeños accidentes que se produjeron, llego con la satisfacción de que se pudo realizar el trabajo. Lamento que por las condiciones del mar y los contratiempos, no pude acceder a la isla a operar algunas horas como era mi intención. Tuve el gusto de conocer personalmente a Lucas LU1FAM, quien tampoco pudo ir a la isla, y por supuesto a Cezar VE3LYC y Johann PA3EXX.

Agradezco a mis amigos del R.C.Puerto Madryn por acordarse de mí e invitarme a participar. Fui con muchas expectativas, ya que durante muchos años esperé esta oportunidad de participar en este evento, especialmente después del 2009 cuando fuimos a hacer el reconocimiento, cuando vimos no iba a ser nada fácil esta tarea.

Llegaron los equipos al aeropuerto de TrelewLlegaron los equipos que habían quedado en Atlanta, al aeropuerto de Trelew, alegría de Cezar.

Primer grupo en llegar al campamentoLos integrantes del equipo que llegamos a playa Escondida. De izq. a derecha, Facundo, ayudante de Chochi, el cap. de la lancha, Alex LU5WW, Miguel LU4WMM, Lucas LU1FAM, Johann PA3EXX, Jorge LU4WG, José LU2WAZ, Cezar VE3LYC y Armando LU8WAG.

Todo el grupo al final de la operaciónAcá ya todo el equipo, radioaficionados, navegantes, camarógrafo y colaboradores al final de la operación, ….¡¡Misión cumplida!!!

Estoy preparando junto a mi hijo, (el responsable de las filmaciones que se realizaron de todos los dias y las situaciones vividas) los videos en capítulos que editaremos y publicaremos cuando estén finalizados.

Los amigos de Madryn ya están preparando el relato detallado de lo acontecido en esos días.

Página oficial de la operación

Trailer de la película de la operación LU6W

Trailer de la película de la Primera Operación Radial, LU6W, desde Isla Escondida, Prov. del Chubut, Patagonia Argentina. IOTA SA-096. Enero 2013.
Muy pronto la película completa de 115 minutos con los momentos mas importantes de la activación en HD. Esta en la última etapa de edición y producción de la música original para esta película.

 

Relato de la Expedición a Isla Escondida, SA-096, LU6W, 2013.

 

(Por Alejandro Cozzi, LU5WW)

 

 

Importante: Esta no es la historia o relato oficial de la Expedición. Es simplemente un abreviado relato de mis vivencias personales para ser publicado en la Página Web del Radio Club Puerto Madryn, LU6WG.

 

Quiero empezar este comentario con un agradecimiento a los colegas y amigos del Radio Club Puerto Madryn, LU6WG (en adelante RCPM), por la oportunidad que me dieron de ser parte de esta expedición a Isla Escondida SA-096, LU6W, 2013.

 

También creo conveniente comentarles que si bien tuvimos la suerte de desembarcar solo 4 colegas (dos extranjeros y dos LU), hubo un inmenso grupo de personas que colaboraron con su presencia en el Campamento Base en la playa del paraje Isla Escondida, y otros muchos que por diversos motivos no pudieron ir, y que sin su ayuda hubiera sido imposible lograr el objetivo.

 

Todos estos colegas y amigos colaboraron con mucho esfuerzo personal, aporte de dinero, vehículos, embarcaciones, tiempo y mucha mano de obra en los preparativos, y en la propia expedición (al final de este relato está el listado del Grupo).

 

Creo que es necesario destacar a dos personas que fueron imprescindibles en la tarea de desembarcar y posterior operación desde Isla Escondida: uno de ellos es Pablo Guerrero (ayudante del capitán del semi-rígido, y guía experimentado en todas las misiones de desembarco y regreso al gomón), y Miguel Marin LU4WMM (un trabajador incansable en las tareas de traslado de materiales en la isla, y de asombroso desempeño abriendo camino entre los habitantes del lugar).

 

Sin ellos dos, según mi humilde opinión, tengo serias dudas de que hubiéramos logrado que LU6W salga al aire.

 

Un poco de historia:

 

Isla Escondida era un desafío que nos tenía inquietos a varios colegas LU. Yo no sabia de su existencia hasta mediados de 2002, cuando charlando con Claudio LU7DW, me propone hacer una expedición para activarla por primera vez.

 

A partir de ahí comenzó un largo camino de averiguación de datos que nos sirvieran para llevar a cabo la operación, que duró varios años.

 

Por mi parte comencé a preguntar a amigos de la zona, en general pescadores deportivos, que conocían el paraje y la isla.

 

La información que fuimos consiguiendo fue de la mas variada: desde que con marea alta la isla quedaba sumergida; que era de costas muy irregulares con altos “paredones” de piedra que hacían imposible un desembarco; hasta que era habitaba por horribles monstruos marinos. Y en general todos coincidían en que era mala idea ir a ese lugar.

 

Pasa un tiempo y conozco a quien es hoy un amigo, Jorge LU4WG, de Trelew, quien también interesado en activar la isla, consigue fotografías aéreas muy interesantes, pero no lo suficientemente claras como para determinar si había playas para desembarcar y sitios como para instalar estaciones de radio.

 

Y así llegamos a septiembre de 2009, cuando colegas del RCPM y Trelew interesados en la posible activación de Isla Escondida, me invitan a una expedición de reconocimiento que hicimos en un pequeño gomón Bim con el que recorrimos los casi 5 Km. que separan la isla del continente,

 

circunvalándola varias veces.

 

Esa incursión a la Isla nos sirvió para ver donde estábamos parados.

 

Sacamos cientos de fotos y filmamos muchos minutos. No desembarcamos principalmente por cuestiones de seguridad a pesar de que el mar estaba muy tranquilo, y pudimos aproximarnos a las piedras hasta tocarlas con la mano. Era especialmente llamativo el olor nauseabundo que emanaban los excrementos de animales y aves del lugar, que hacían casi imposible respirar, y se percibía una importante agresión a las vías respiratorias por gases parecidos al amoniaco, entre otros aromas.

 

Ya en esa época (2009), y desde mucho antes, se oían rumores de varios grupos de colegas LU y extranjeros que mencionaban interés en la activación, e incluso algunos hasta anunciaron expediciones en la web. Pero por distintos motivos se fueron diluyendo.

 

Hasta que en octubre de 2012 me entero por comentarios de colegas amigos que Cezar VE3LYC, estaba en contacto con gente de Trelew y Rawson, estudiando la posibilidad de una activación, cosa que comenté a mis amigos del RCPM.

 

Una casualidad hizo que pocos días después, por intermedio de colegas LU que viven en USA y Buenos Aires, hubiera un primer contacto de Cezar con el RCPM, y un rápido acuerdo para realizar la expedición.

 

Ahí comenzó el proyecto “Isla Escondida SA-096, LU6W, 2013”.

 

Los detalles del anuncio de LU6W, lo mismo que las fechas tentativas y demás preparativos, son conocidos por todos, ya que tuvo una amplia difusión en la web.

 

 

Expedición Isla Escondida SA-096, LU6W, 2013:

 

Cuando se comenzó la planificación, los amigos del RCPM me encomiendan que consiga un segundo operador LU capacitado como para operar en un evento de estas características. El primer colega que invité fue Claudio LU7DW, pero por problemas personales no puede participar.

 

El me propone invitar a Lucas LU1FAM. Luego de una breve charla por Skype, Lucas acepta muy entusiasmado.

 

Ahí tuve la oportunidad de conocer a una excelente persona y mejor operador.

 

Lamentablemente, por los problemas que todos conocen, tuvimos que improvisar y alterar los planes de operación originales, que incluían la participación de varios operadores en la isla, con un sistema de relevos, y Lucas no pudo desembarcar, aunque deseo comentar que Luc fue muy importante en los preparativos de la expedición, ya que trabajó muy integrado al grupo desde el día

 

en que llegó a Puerto Madryn, junto a su buen animo y sentido del humor, importante en las situaciones que tuvimos que sortear. Además de ser un muy buen interprete con los colegas extranjeros, por su fluido inglés.

 

Yo estaba trabajando en Bahía Blanca y era poca mi participación en los preparativos. Pero con Lucas tuvimos un intenso intercambio de e-mails con Cezar VE3LYC y Johan PA3EXX , que nos permitió ir conociéndonos y planificar la operación radial desde la isla, como también intercambiar ideas.

 

Así llegamos al 31 de diciembre de 2012, fecha en la que nos encontramos Cezar, Johan y Lucas con todos los muchachos de LU6WG en el mismo Radio Club.

 

Había muchas cosas por hacer, muchos preparativos, trabajamos “codo a codo” en un excelente clima de buen animo y mucho entusiasmo. Y se venia el Año Nuevo…

 

El 1 y 2 de Enero de 2013 trabajamos mucho, seguíamos con la logística a full, haciendo compras y verificando todo lo que llevaríamos.

 

El día 3 de Enero de 2013, a las 05 LUT parte la caravana de vehículos desde el RCPM hacia la zona de Isla Escondida. Lo que sobraba en todo el grupo era optimismo y confianza. Creo que eso fue el motor principal de que, más allá de los problemas, accidentes y contratiempos, la expedición fuera exitosa.

 

El Campamento en la playa:

 

Ni bien llegamos a la playa frente a la isla, comenzamos a organizar el campamento. Varias carpas, varios vehículos y una hermosa casilla de 2 ejes equipada con cocina a gas, termo tanque, baño, generador de electricidad y un dormitorio con dos cuchetas facilitada por Defensa Civil de la Provincia de Chubut, convirtieron ese solitario paraje patagónico en un mini pueblo por varios días.

 

El Radio Club Puerto Madryn es Auxiliar de Comunicaciones de DC de Chubut, y este gesto es uno más de los tantos que habitualmente este Organismo Provincial nos tiene habituados como parte de intercambios de actividades. Seguramente alguno de los colegas del RCPM escribirá un relato más elaborado y detallado del campamento y las actividades desarrolladas allí.

 

La logística:

 

Tuvimos en contra las condiciones climáticas que empezaron a retrasar la expedición.

 

Todo ese tiempo perdido lo fuimos utilizando sobre la marcha para la puesta a punto de las tareas de embalaje de materiales, planificación del desembarco, charlas, etc.

 

En el Campamento Base de la playa, los amigos encargados de la logística tuvieron que improvisar, ya que los planes se vieron alterados, y es de destacar lo impecable de su función. Jamás faltó nada. Los muchachos cocinaron exquisiteces en medio de la nada, usando pocos utensilios, y racionando los alimentos de manera espectacular.

 

El semi-rígido y su capitán:

 

El capitán del gomón, nuestro amigo Chochi es, además de avezado navegante, un conocedor de la fauna de la zona. Eso nos facilitó mucho las cosas, ya que permanentemente nos orientaba y guiaba para evitar problemas y accidentes con los animales. De hecho, los dos incidentes que tuvimos durante las tareas, por suerte sin mayores consecuencias, fueron durante la navegación y en maniobras de sacar el gomón del agua. Pero en la isla (supuesto lugar de alto riesgo para las personas) afortunadamente todo transcurrió sin ningún problema.

 

Reconocimiento de la isla y elección del lugar para desembarcar:

 

Después de organizar el campamento en la playa, y cuando las condiciones climáticas y del mar lo permitieron, decidimos que seria buena idea hacer reconocimientos en la isla con marea alta y baja, para determinar cuando y en que lugar seria mas seguro desembarcar, misión de la que se encargaron Chochi y Pablo Guerrero, conocedores del lugar.

 

Como ya presuponíamos antes de ir que los desembarcos serian nadando, habíamos preparado barriles estancos envueltos en redes para poder maniobrarlos y transportarlos (tal como se ven en las fotos). Y también habíamos decidido que todos los que fueran a pisar la isla deberían tener trajes de neoprene, dado que la temperatura del agua en Escondida es muy fría.

 

La cosa se iba poniendo interesante, y la adrenalina subía minuto a minuto con los comentarios.

 

En lo personal, cuando las charlas de los expertos nos indicaban acerca de riesgos de golpes contra las piedras por las olas; que las piedras eran irregulares y en algunos casos filosas; que había que nadar entre 20 y 50 metros desde el gomón hasta la isla; que teníamos que llevar un cabo (soga, cuerda de nylon) en bandolera mientras nadábamos y hasta subir a la isla, para luego arrastrar los tambores estancos con los materiales; que los animales de la isla eran salvajes al no tener habitual contacto con seres humanos; y cositas así, fue cuando me empecé a preguntar si podría lograrlo.

 

Siempre me dije que no me gustan las cosas fáciles. Si esa isla hubiera tenido playas de arena donde un gomón se posa suavemente encallando, o si tuviera un muelle y se desembarca caminando, sin ni siquiera humedecerse los pies, sencillamente no iba. Y si me gustaba lo difícil, era el momento de demostrarme que me atrevía, y podía hacerlo.

 

El primer desembarco en Isla Escondida:

 

Llegó el gran día.

 

El 3 de Enero de 2013, luego de muchos preparativos en la playa, se determina que a la tarde intentaríamos desembarcar y poner a LU6W en el aire desde Isla Escondida.

 

En el primer viaje iríamos (además de la tripulación) Cezar VE3LYC y yo, llevando también dos barriles estancos llenos de materiales. Para luego, en viajes posteriores y en el mismo día, ir completando el grupo de operadores y logística en la isla.

 

Sabíamos que poner a LU6W en el aire iba a ser un desafío grande y arriesgado. Pero no teníamos ni idea del jaleo en que nos estábamos metiendo.

 

El viaje en el semi-rígido desde la playa hasta la isla duró unos 40 minutos. La salida desde la costa fue movidita por el oleaje, y me quedé admirado por la destreza de Chochi para “esperar” los momentos adecuados de encarar las olas y darle maquina a su gomón en los momentos precisos para montarlas cuando eran aun una onda en formación, y no llegar tarde para que las olas “rompan” sobre la embarcación. Fueron unos 5 minutos tensos. Pero tal como si manejara un auto en la calle, Chochi salió de la rompiente y puso proa a la isla.

 

Llegamos, y luego de una rápida evaluación de las condiciones, primero se zambulló Pablo llevando un cabo en bandolera, y como si fuera un lobo marino más, en pocos minutos estaba parado en una gran piedra, y le estaba dando directivas a Cezar para que lo siga, cosa que este hizo sin dudarlo y allá se fue nadando y alcanzando la isla. Pequeño detalle: después seguía yo!

 

Cezar y Pablo ponen tenso el cabo y con Chochi despachamos el primer barril al agua. Todo perfecto hasta ahí: el tambor flotaba perfectamente y era arrastrado con relativa facilidad hacia su destino.

 

Cuando Pablo me grita desde la isla, no lo oía. Por señas me dice que me tire y nade hacia la isla. Ni lo dudé y salte al agua.

 

A medida que me aproximaba empecé a escuchar con claridad las indicaciones de Pablo: “aguantá, aun no! No te arrimes… Ahora si, dale! dale! Montate a la ola y subí a la piedra…”

 

Así lo hice y salió perfecto. Cuando quise darme cuenta estaba parado en la isla, tomado de cada brazo por Pablo y Cezar. De inmediato arrastramos el segundo barril con el cabo que yo había llevado hasta subirlo a las piedras.

 

Luego, con sumo cuidado nos internamos unos metros en la isla para salir de la zona de rompiente. Entre los tres rápidamente empezamos a vaciar los barriles en un lugar seco que, según lo planeado tenían que regresar vacíos a la costa para traer más materiales en el segundo viaje.

 

En unos pocos minutos Pablo estaba nadando hacia el gomón, y una vez arriba del mismo empezó a arrastrar los barriles vacíos. Los subieron con Chochi, y partieron.

 

Comienzan los problemas en “Fuck Island”:

 

Con Cezar calculamos que el gomon tardaría como mínimo unas 2 horas en regresar, ya que tenia que llegar a la playa, hacer la maniobra de sacarlo del agua, recargar los tambores estancos con materiales y alimentos, y vuelta al agua para que el resto de los muchachos aborden y hacer el segundo viaje a la isla.

 

Con todo ese tiempo por delante, con Cezar empezamos a explorar el lugar y a tener contacto con los lobos marinos, para evaluar cual sería el nivel de dificultad, e ir determinando cual sería el camino apropiado para llegar a la parte alta, donde la marea no llega y, a nuestro entender, el lugar optimo para instalar las estaciones de radio y antenas.

 

Rápidamente nos dimos cuenta que estos animalitos tienen distinto carácter y comportamientos. Así fue que en pocos minutos sabíamos cuales eran los “bad boys” que no se movían de sus lugares y había que hacer rodeos, y los que facilitaban nuestra tarea simplemente yéndose al agua ante nuestra proximidad.

 

En eso estábamos, cuando nos dimos cuenta que había pasado mucho tiempo. Casi 3 hs. y no se divisaba al gomón regresando con el segundo viaje.

 

Ya casi en el atardecer divisamos al pequeño gomón Bim aproximándose.

 

Pensamos que el otro bote había tenido algún problema mecánico o algo así, y se completaba el desembarco de personas y materiales con esta embarcación.

 

Cuando estaban bien cerca de la isla, divisamos que solo venían Pablo y Facundo (el otro marinero y ayudante de Chochi), y nos gritaban que teníamos que abandonar todo y nadar de inmediato hasta el bote. Con Cezar no entendíamos nada, y preguntábamos que pasaba. Se baja nadando Pablo, y al llegar nos dice que inmediatamente teníamos que evacuar la isla, que había ocurrido un accidente (cuando iniciaban el segundo viaje a la isla, una gran ola “rompió” sobre el semi-rígido ocasionando un gran susto entre los tripulantes, y un elemento que voló en el impacto le provocó una herida cortante a Chochi en una oreja).

 

Ante semejante noticia, solo pedimos unos minutos para tratar de poner los materiales desembarcados en el primer viaje lo mas alto posible. La marea estaba subiendo, y si nos íbamos no regresaríamos por lo menos hasta el día siguiente, ya que anochecía. Entre Cezar, Pablo y yo comenzamos a trasladar los bultos lo más alto que podíamos. Los “bad boys” nos hacían la vida imposible sin permitirnos avanzar lo que necesitábamos. Así que dejamos todas las cosas lo mas alto posible, y rápidamente nos zambullimos en el mar nadando hacia el gomón. Recuerdo que antes de saltar al agua me persigné, rogando que el mar no llegara donde dejábamos entre otras cosas dos equipos Icom IC-7000; una antena vertical; una notebook waterproof; una carpa de lona de camión; herramientas para el armado del campamento; varios bolsos estancos con ropa y elementos personales; y mi amado teléfono celular Nokia 1100 entre otros menesteres.

 

Solo a modo de desahogo ante semejante panorama, le cambie el nombre a la isla por el más apropiado de “Fuck Island”…

 

El segundo (y tercer) desembarco en Isla Escondida:

 

Al otro día, el 4 de Enero de 2013, volvimos a intentar desembarcar sobre el mediodía. También fuimos con Cezar y la tripulación habitual. La marea no era la óptima, pero estábamos impacientes por verificar si estaban las cosas abandonadas el día anterior y desembarcar de una buena vez para poner a LU6W en el aire.

 

Durante la navegación encontramos un bolso estanco perteneciente a Johan flotando a unos 800 mts. de la costa. Mal presagio.

 

Al llegar a la isla, miramos desde el bote y no divisábamos las cosas. Y las condiciones del mar y oleaje hacían imposible intentar desembarcar. Chochi propone dar unas vueltas para hacer tiempo y ver si mejoraban las condiciones. Después de casi 2 hs de vueltas, optamos por regresar al Campamento Base.

 

Al llegar a la playa, y durante la maniobra de sacar el semi- rígido del agua ocurre el otro incidente: el cabo que se utilizaba para remolcar el bote con una camioneta 4×4, accidentalmente le apresa una pierna a uno de los muchachos, ocasionándole magullones leves, pero por precaución fue evacuado al hospital de Puerto Madryn.

 

Después de ese incidente, y más relajados al enterarnos que las lesiones no eran de gravedad, optamos por almorzar y descansar.

 

Sobre las 18 hs. nos reunimos todos en la playa para evaluar si intentábamos desembarcar por tercera vez. Y el SI fue unánime. Rápidamente nos equipamos con los trajes de neoprene, aprestamos la embarcación, y salimos nuevamente a navegar.

 

Llegamos a la isla, y otra vez Pablo con su habitual destreza nos guía a Cezar y a mí, y logramos desembarcar otra vez.

 

Nos encontramos con lo peor: se había perdido casi todo. Solo encontramos una maza de 2 Kg. y algunas estacas de la carpa.

 

Ya suponiendo esa situación, habíamos llevado el tercer equipo “muleto”: un Kenwood TS-50; otra antena vertical; dos baterías de 12V; un generador chico; una carpa iglú; una mesa plástica; un poco de comida; agua; linternas y algo de ropa seca para cambiarnos después de desembarcar nadando por enésima vez.

 

Esta vez si se pudo hacer el segundo viaje a la isla, llegando Johan PA3EXX y Miguel LU4WMM, con los dos tambores estancos.

 

Era bastante tarde, teníamos unas 2 hs. de luz, y el gomón se fue hacia la playa. Estábamos los cuatro expedicionarios con los materiales en la isla, y había que subir al tope como sea.

 

El ascenso fue duro. Ya venia mal la cosa desde hacia dos días y sabíamos que iba a ser muy duro. Pero fue mucho mas difícil que lo que el mas pesimista imaginó. Los “bad boys” nos la hicieron difícil, pero con Miguel haciendo punta y los tres restantes apoyando el avance, fuimos subiendo metro a metro con todos los elementos.

 

LU6W al fin en el aire:

 

Llegamos a la parte alta de la isla ya anocheciendo. Cezar y Johan se sacaron los neoprenes, se vistieron con ropa seca y de inmediato se pusieron a armar la antena vertical, mientras con Miguel sacábamos las cosas de los tambores, armamos la carpa iglú, e íbamos organizando el campamento. Se hizo de noche y nos iluminábamos con las linternas de cabeza.

 

Entre todos colocamos las estacas para los radiales, y erigimos la antena. En cuestión de minutos estaba armada la estación al aire libre. Desde la costa nos iban preguntando por VHF como llevábamos el armado de la estación y les dijimos que era cuestión de minutos.

 

De pronto con Miguel vimos incrédulos a Cezar y Johan operando a dúo: Uno transmitía y el otro escribía en el lóg. Fue algo maravilloso. Al fin LU6W estaba en 20 Mts. a full y con un pile-up memorable.

 

Recién ahí nos relajamos. Ya habíamos pasado más de 4 hs . mojados, y con esos trajes fuera del agua el calor corporal se torna insoportable. Nos empezamos a cambiar para sacarnos los neoprenes y vestirnos con ropa seca: que alivio!

 

En eso estábamos cuando escuchamos gritos de Cezar pidiendo ayuda, ya que un lobito curioso se había trepado casi hasta nuestro lugar, y estaba a punto de tumbar la antena al avanzar justo sobre uno de los radiales. No se como, pero de un salto estuvimos con Miguel en el lugar, y mientras yo sujetaba el radial por si lo cortaba que la antena no se caiga, Miguel mediante gestos, gritos y haciendo sonar su silbato logró que el animal retroceda por donde había llegado, sin ocasionar daños.

 

Eso alcanzó para que organizáramos una guardia permanente que duró toda la noche, iluminando con las linternas todo el perímetro para evitar nuevas visitas. Solo estaba desafectado de la vigilia el que operaba. Y así nos mantuvimos sin dormir.

 

La noche fue eterna. Pero solo escuchar la ininterrumpida operación nos mantenía despiertos y con el ánimo por las nubes.

 

Tuve la fortuna de ser invitado a operar 3 veces, en distintas bandas y por periodos prolongados. Y debo admitir que nunca antes había tenido pile-ups tan impresionantes. En recorridas que hice con el OFV de recepción llegue a notar mas de 30 Khz. De estaciones que llamaban simultáneamente. Algo realmente asombroso. Una experiencia única.

 

Al salir el sol la vigilia sobre los animales se simplificó enormemente. Y eso permitió que nos turnáramos para descansar de a ratos en la carpa.

 

Así transcurrieron las 17 horas en el aire de LU6W desde Isla Escondida, SA-096.

 

Aproximadamente a las 16 hs. del 5 de enero, desde la playa nos avisan que el pronóstico del tiempo anunciaba un inminente cambio de clima, con probabilidades de temporal de viento y oleaje que iban a poner en riesgo nuestra permanencia en la isla, sugiriendo la evacuación. Y obviamente era la finalización de la operación.

 

Comenzamos con el desmonte de nuestro rudimentario campamento (tal como se puede ver en las fotos), y el descenso hasta el sector donde habíamos desembarcado.

 

Agradecimos cordialmente a los chicos de la isla el habernos permitido compartir por unas cuantas horas su lugar de residencia, y nuevamente con la llegada de Chochi y Pablo comenzamos el regreso al campamento de la playa. La ultima zambullida a las frías aguas patagónicas, y cargar los tambores estancos en el gomón.

 

En el viaje de retorno disfruté observando a los lobos marinos danzando a nuestro alrededor a modo de despedida, y medité mucho acerca de lo afortunado que fui al ser parte de semejante experiencia.

 

Lamentablemente no pudimos operar 3 ó 4 días como estaba planificado. Pero después de todas las peripecias y contratiempos que pasamos, la breve activación tuvo un gusto a triunfo muy difícil de explicar.

 

Hasta pronto Isla Escondida ó “Fuck Island”. Ha sido un placer conocerte…

 

 

Team “LU6W, IOTA SA-096, 2013”:

 

En el paraje “Isla Escondida”:

Chochi Owen (Patrón del semi-rígido y experto en fauna marina patagónica)

Facundo (Marinero y ayudante de Chochi)

Pablo Guerrero (Marinero, buzo, traductor y ayudante de Chochi)

Pablo Gallego (Documentalista, fotos y videos)

PA3EXX, Johan (Operador IOTA)

VE3LYC, Cezar (Operador IOTA)

LU1FAM, Lucas (Operador, traductor)

LU2WAZ, José (Operador, logística)

LU4WG, Jorge (Operador, logística)

LU4WMM, Miguel (Operador, logística y

experto en fauna marina patagónica)

LU5WW, Alejandro (Operador, logística)

LU5WAG, Jorge (Logística, cocinero)

LU8WAG, Armando (Operador, logística y

encargado del Campamento Base)

LU8WEA, Daniel (Encargado de Logística,

cocinero y encargado del Campamento Base)

 

En los preparativos previos en Puerto Madryn:

LU1WBM, Patricio

LU1WKP, Miguel

LU1WKR, Juan

LU5WBL, José

LU8WFQ, Gustavo

LU9WFQ, Ricardo

 


Radioaficion : DX – Concursos – Satelites – Faros y otros temas de mi interés.